Todos conocemos lo que implica salir en las primeras posiciones de Google: más audiencias, más conversiones, más permanencia en nuestra web… más de todo. Suelen decir que el mejor sitio para esconder algo es la tercera página de Google, y no van tan mal encaminados.

Por eso resulta de vital importancia no solo crear contenidos de calidad para nuestros lectores, sino que además, tendremos que pensar en cómo lo va a leer el motor de búsqueda y sus pequeñas arañas robot (llamadas crawlers). No van a ver lo “bonito” que vamos a dejar nuestras páginas, ni lo elocuentes que suenan nuestros mensajes. No, esas arañas van a interpretar los textos de diferente manera a la nuestra, y por eso necesitamos unas pautas clave para que todo siga viento en popa. Hay que darle una “capa de SEO” a nuestros contenidos.

1. ¿Cuáles son esas claves SEO?

A continuación, os mostraremos las distintas variantes que tiene un blogger o un gestor web para escribir artículos atractivos para Google, sin tener que pagar nada. Todo crecimiento orgánico puro y duro.

 

1.1. Palabras clave

La regla nº 1 de todo SEO, básicamente, es saber qué palabras clave utilizar. Los usuarios cuando buscan algo en Google, las escriben esperando encontrar información útil. Pueden ser tanto palabras clave (o keywords) de 1, 2 o 3 palabras. Además, haría falta considerar las denominadas “Long tail keywords“; frases como: “Cómo arreglar móvil Samsung” sería un ejemplo claro.

Por lo que si quieres optimizar correctamente un artículo mediante SEO, también tendrás que saber qué keywords son las más eficaces para atraer potenciales usuarios. Herramientas como Keyword Planner, SemRush o Google Adwords son fantásticas para conocer el volumen de búsqueda de las keywords que buscas. Ahrefs, por otro lado, te permite conocer las palabras clave por las que está posicionada la competencia.

Con todo ello, trata de utilizar tu palabra clave a lo largo del texto. Tampoco te excedas con la repetición de la misma, ya que si se repite mucho, Google y tus lectores podrían verlo de manera negativa. Para evitarlo, emplea sinónimos.

Palabras Clave

1.2 URL amigables

La URL es importante tanto para los usuarios como para Google. No es lo mismo una dirección como www.miweb.com/2314387gf2397 que otra con la siguiente URL: www.miweb.com/mi-primer-articulo, todo se entiende mucho mejor, y da una mayor profesionalidad a nuestra web. Trata de hacerlos cortos (no más de 4-5 palabras) y separados por guiones.

 

1.3 Utilización del H1, H2, H3…

Utiliza tus palabras clave en ellos, ya que las arañas crawler de Google las reconocerán mejor en este tipo de títulos/subtítulos, dándoles relevancia. Por otro lado, al quedar mejor ordenada la información, la lectura será más cómoda. Te ayuda a esquematizar mejor el contenido y eso el lector lo agradece.

Pero eso sí, mantén una coherencia en la estructura. Al igual que las muñecas rusas matrioshkas, tendrás que meter las pequeñas en las grandes, y no al revés. Es decir, el H1 siempre antes que el H2, el H2 antes que el H3, y así sucesivamente.

 

1.4 Elementos visuales

Si antes hablábamos de comodidad a la hora de leer por la estructura del contenido, utilizar imágenes también hará agradable leer un artículo. Al igual que nos pasaba de pequeños, que siempre queríamos dibujitos en los libros, nos pasa ahora de mayores. Siempre es de agradecer ver de vez en cuando alguna imagen o infografía de por medio para descansar la vista. Eso sin olvidar que debemos poner el texto Alt a cada imagen, para que Google también las pueda rastrear sin problema.

En una cultura donde lo visual prima, tenemos que saber utilizar este tipo de elementos para retener más tiempo a nuestros lectores. Ya sean imágenes, infografías con estadísticas o vídeos. Ya sabéis que una imagen vale más que mil palabras.

 

1.5 Comparte con los demás

Sí, por una vez en la vida compartir con los demás será algo que ansiemos. Google (o cualquier motor de búsqueda del mundo) da puntos positivos SEO a aquellos contenidos que son difundidos por redes sociales y que crean interacción entre su público.

Para ello, es recomendable poner botones de redes sociales a mano para que los lectores compartan nuestro contenido en redes, otorgando así mayor visibilidad a nuestro contenido.

 

2. Conclusiones

Salir en las primeras posiciones de Google, aunque en un principio pueda ser utópico, resulta ser más accesible si uno sabe cómo. Optimizar SEO tus artículos de blog hará que tu página global pueda recibir mayor tráfico, por lo que el SEO se convierte en una herramienta fundamental para cualquier bloguero que se precie.

No es sólo ya contentar a tus lectores (ya que para ellos escribimos realmente), sino que también tendremos que atender a los bots crawlers. Según les guste o no nuestros artículos, permitirán que nuevos potenciales lectores se interesen también por nuestros contenidos, y así llegar a más gente.